viernes, 19 de julio de 2013

PEDRO ARNAL CAVERO, ARAGÓN EN ALTO (SELEZIÓN)


Pedro Arnal Cavero, Aragón en alto, Zaragoza 1942
Usa a fabla propria d'o Somontano.

Segadores en cuadrilla
Cantan os ferfez en as cachiguizas d'os marguinazos; da tierra paez que brinca calivo ta cara; en o tronco d'un planzón, está l'alforja con una bota de vino, caliente como un pichau; as falzes y as dallas fan tuidos con as zoquetas; os críos van y vienen llevando vencejos a remojar ta bel basón lleno de cabezudos y as mujeres que dan as gavillas muestran alegría porque o trigo no tiene muergo ni balluaca. Dice una de ellas: iche patantón d'Antonied no fa más q'acocharse pa venos as garras...
Em piezan a segar o cuatrón dó pacino que dará pan p'a to'l año: «trigo echáu levanta al amo». Y lo sembrón bien tarde y con a tierra farta, tanto que les deciban: ¿veniz de bardiar? Quereban escardarlo el día que le tocaba, pero la dueña no quiso; era el día de la Ascensión y en aquel día «ni os pajaricos fan niedo». Después ya no pudón: llovió y cabezó en seguida.
Antes de volver al tajo esmolarán las falzes y hablarán de la pedregada del año pasáu que no les dejó cosa en as viñas, ni una estapencia en os reganos y que les estricalló as oliveras pa dos años; y se tuvón qu'aconortar. Os rimallos de piedra durón asabelos días en a tierra sevil.

A brendar
Bel domingo porque hay a mano pollos, tordas, bella liebre, conejo montesino o un crabito con riñonera tapada por o sebo; bel día pa'l verano en Bobín, en as Articas, en a cueva Chuandana o en un molino debajo d'a noguera, una colla d'amigos brendará, tendrá lifara.
Denada llegamos jamás a emborracharnos; pero bien bebíus después de brendar bien, algo calientes, una miajeta caramocanos sí que se poneban algunos güena cosa veces. En o monte y en a cocina con os jornaleros se bebeba vinada, u vino bien ameráu, o una miajeta apuntáu, u jasco, u que sabeba a puerco; pero en as brendas, ya era otra canción: vino de flor que habían subíu de Huerta u de Salas, fuerte y abocáu, y dimpués clarete de casa Pardina, pero no en o porrón sino a vaso por cabeza y ronda. Y si se feba poncho y, a más, sacaban bella botella d'anís... ¡Amos que ya sabeban prou os curas cuando estorbaban y cuando no!
A la salida de brispas se planeaba la merienda en a plaza d'aentro; si era sólo domingo y no había más acto religioso que el rosario en a iglesia d'abajo, entonces era la Callenueva el lugar de las decisiones trascendentales. Y... diez, doce, catorce amigos, casi siempre los mismos, s'apalabraban pa'ir a brendar a casa de Fulano, u ta de Mengano, al escurecer: ensalada, verdura, un plated de sopas si alguno estaba mal d'os carins, una libra de carne por barba, a rancho, y cosa más; al estudiante y al forastero, una distinción: plato y servilleta de lino de un metro cuadrado. As pizcas como o preño, pero qu'hirvan hasta que se sulsan; chinflaina y ajaceite con peches, alguna vez; os pollos ye o que más refresca en el verano, y... almendras, nueces, pan de blanco, torta y malacatón en vino que trajón de Balbastro.
As dueñas u as criadas no feban miaja falta pa fer a brenda; nunca faltaban dos o tres consagrados y especializados en tales menesteres los que, en cobro y anticipo, mientras cocía la carne o se asaba o masito, se poneban en a punta d'a sartén unas pizquetas u zaborretas d'as tiernas. Alguno recomendaba echar mucho aceite en os pollos u en o guisáu porque con pan tierno y o lardo había ocasión de comer más y de decir, en verdad: aplicazos, ninos, que aquí hay... untamiento, y bien güeno.
Tomás, Buil y Perico irán a traesen cigarros y bella barra de marzapán; icho yera una sincusa porque o que quereban era ir ta tienda y ver si aún no s'había echáu a moza pa'vela y charrar un rated. El maestro, Ricardo, Inocencio, Esteban... pasaban cuentas: «tocamos a seis riales; salimos a ventitrés perretas...» Y poqued a poqued, s'en iban ta casa el amo Fantoba, iñor Ramón de Laplana, Toñed..., que no quereban quedasen a barafundiar.
Qué... ¿ya s'en van? Pos... a poneles una botana...

Un año en la montaña aragonesa: enero
Hasta Camparrachal llega a boira preta; güena rosada hasta mediodía y babada en os solanos que teneban un palmo de sazón. Si no se puede coger olivas, porque as manos se te quedan enchervedidas, y as ramas se cluchen, habría que foyar, cortar bel camal, cavar dos covanos de napos, o limpiar os marguinazos. Y güena foguera con aliagas bien copudas...
A brochina de Guara y o toscón de Sevil hacen volver a casa pronto a los labriegos. Hasta que seiga hora de cenar, ¿ámosne un rated to forno? En os fornaz tostaremos tajadas de pan pa'fer remojóns que tendrán ajo; limpios d'o cospillo, los afondaremos en o tinete del aceite y con güena cosa de azúcal nos echaremos un par de tragos.

Abril
Si llueve fuerte y caen andalocios con toscón, as patatas s'encaran; si se chelan as viñas y os barrancos no bajan grandes, mal año; si o polecón s'apodera d'as fabas y en o trigo sale muergo..., estamos perdíus. ¿Habrá muestra en as oliveras? ¿Se engordarán as güellas y os corderos en a sierra? ¿Se pondrá más a negra en os nerales?
No, no fa estorbo a garibaldina por as mañanetas. Aun fa frío. Y mientras en Guara veigas nieve como a coda d'una golondrina, no tienes segura a viña. No digas uga en cesta antes de Santa Valdesca. Abriles y yernos pocos n'hay güenos...
Ya sacan a cabeza os lidios d'a Valle, ya hay tremoncillo florecíu en a costera de san Antón y caballicos en os rampallos d'os buchos. As aliagas y as almendreras tardanas, con flor todavía, huelen a miel y en los solanos ya se vey algún lagarto en as bocas d'os cados, pero con a tripa bien lasa.

Mayo
Ya canta o purpuz por as mañanetas; as galabarderas, os putios y a zapatera d'os caminos forman airosas guirnaldas de flores. Ya florece también, o cerimono d'os claustros y as gauchas en as eras; l'ormo d'a calle Nueva se llena de sopetas y a catrinalla tira peñazos pa romper bel rampallo y pa'comelo ansiosamente...
En otra mañaneta de mayo subirá todo o lugar ta iglesia d'arriba; desde o'sconjurador d'a Plana un sacerdote benedecirá (…) Desde el día de Santa Cruz bandiarán, al mediodía, a campana «dan-dan» para que los labradores recen y coman a las doce y pa'que faigan siesta porque os pampanos d'as cepas ya valen pa'tapar os ojos...
Ya siñalan as oliveras en los comienzos del mes; ya se vey muestra en as Fajetas. Os artos (espino blanco) están bien florecíus y siempre ye icho güena siñal... Pero no llueve en el Somontano y ya se habla en los pueblos de fer «robativas» a la Virgen de Dulcis. Tampoco os barrancos bajan muy llenos; y si no se pudiera regar, para el verano, tantos cuatrones de judías, de patatas y de napos... Ahora, a ratos perdíus, a repasar os trigos; siempre queda biraga, ovejeta gato y bella mialca. En as coles fan mal o galapatillo y os limacos; también hay que atender as güertas, tamnién...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada